• In Blog

    Si voltean a vernos, que sea por la luz que irradiamos

    Creo que no te has dado cuenta de lo mucho que iluminas cualquier lugar. Tampoco te has dado cuenta de cuanto inspiras a la gente por el solo hecho de ser tú.

    Literalmente, llegaste y ¡lo cambiaste todo!

    Eres magia, y aún no te has dado cuenta… Por esa razón, hoy escribo este blog, porque quiero que sepas que primero debemos lograr que las personas volteen a vernos por la luz que irradiamos, antes que por nuestro aspecto físico.

    ¿Cómo podemos lograrlo?

    Primero, debo decirte que no es para nada simple, es un trabajo de granito en granito, de aprender a quererte con esa mancha en la piel, con esas canas, con esos rollitos, etc.

    Entonces, una vez logrado el primer objetivo, detente a pensar: ¿A quiénes impactamos con nuestra presencia y forma de ser?

    Yo, por ejemplo, tengo a unos pequeños en casa a quienes debo servir de inspiración… Y todo eso junto, representará la combinación perfecta para que reforcemos nuestro valor.

    Recuerda que eres luz y que hay alguien que te mira y te sigue como ejemplo…

    ¡Inspira!

  • In Blog

    ¡Lo que hablo con mi espejo!

    Una de las tantas cosas que me digo cuando me miro al espejo cada mañana, es…

    Que no debo complacer a nadie más que a mí misma.
    Que soy suficiente con lo que soy y como estoy.
    Que si soy feliz y me amo y me quiero, podré enseñarles a mis hijos y a mis pacientes, a que también se quieran y se amen…

    ¿Y por qué hago esto?

    Porque muchas veces nos preocupamos más por quedar bien con el resto del mundo y menos por sentirnos bien con nosotros mismos. Y el deber ser es estar bien con nosotros y ser nuestra prioridad para luego poder “atender”, por llamarlo de alguna manera, al mundo.

    Porque si me siento bien con lo que soy, como estoy y donde estoy, ¡ya con eso es suficiente!, pues mi principal preocupación debería ser yo y mi entorno.

    Por último, porque deseo ser un ejemplo para mi familia y para todas esas personas que a dirario atiendo, ya que uno de los aspectos en los que está súper puesto mi enfoque, es en el amor propio.

    Así que entiendan algo, todos(as) los(as) que me leen… Ustedes son su proyecto más importante, y si ustedes no están bien, sus familiares tampoco estarán bien, así como tampoco, el entorno que los rodea.

    ¡A quererse…!

  • In Blog

    Bellas, pero… ¿felices?

    Durante muchos años se ha manejado la falsa creencia de que la belleza física es felicidad. O bien, que quienes poseen un físico privilegiado, no sienten frustraciones, no tienen problemas, e incluso, que no sienten tristezas.

    Por ello, hoy quiero contarles algo…

    Al principio de mi carrera, cuando aún había una gran cantidad de cosas que yo no comprendía, tenía pacientes bellas y hermosas…De hecho, reinas de belleza. O como les digo yo, “barbies”

    Pero… lastimosamente, no eran felices.

    Entonces, a pesar de que lucían radiantes y espectaculares en el espejo, en su mente no lograban asimilar su autoestima. Fue a partir de allí cuando entendí que debemos enfocar la cirugía plástica desde otra perspectiva.

    Y el punto clave es alcanzar es una belleza integral, porque somos seres integrales. En otras palabras, la autoestima se compone de otros elementos que van mucho más allá de la imagen. Es decir, de lo que yo pienso de mí, de la confianza que tengo en mí, de las gratificaciones que me doy cuando hago algo bien, y también de la autoimagen.

    Entonces, ¡todo eso es la autoestima! Y cuando no está completa, definitivamente es como la llanta de un automóvil. Si está ponchada, evidentemente no podrá andar.

  • In Blog

    ¡Rompiendo paradigmas!

    Hace aproximadamente una década, utilizar las redes sociales era una locura. Algo totalmente negativo.

    Hoy en día, aunque sigan representando un arma de doble filo, no podemos vivir sin ellas. Incluso, se han convertido en una vía que impulsa la viralización y, debido a eso, es mucho más factible internacionalizarnos.

    Pero hay un punto muy importante que hoy quiero tocar… Y es que, a través de dichas redes, las mujeres hemos logrado romper ese paradigma que establece que la cirugía plástica es sinónimo de vanidad; hablando desde mi caso, que soy cirujana plástica.

    Ahora, en la actualidad, afortunadamente, ese pensamiento ya no tiene validez, ya que hemos comenzado a ver la cirugía plástica como una herramienta que nos apoya más en el ser que en el estar. Y no sólo eso, también es una forma de ayudarnos a sanar desde el amor propio y la aceptación.

    Entonces, esa parte sensible, esa parte de “game changer” (“Cambiar el juego”), creo que tiene mucho que ver con la mujer…

    No obstante, es importante mencionar que está en nosotros mismos utilizar las redes de forma correcta, adecuada y prudente, dándole paso a la autenticidad, al amor propio y a la realidad de nuestro día a día, y dejando a un lado las vanidades y la esclavitud de la que muchas veces somos objetos.

    Pero… ¿Por qué somos esclavos?

    Porque, durante los últimos tiempos, muchas son las personas que sienten la necesidad de complacer al resto del mundo mediante cualquier cantidad de publicaciones en sus cuentas de redes.

    Pero ese, en realidad, es otro tema…

    Yo lo único que quiero resaltar en mi blog de hoy, es lo positivo de ellas, y afirmar que, sabiendo utilizarlas, podemos romper patrones y hasta mejorar lo que consideremos esté caminando mal…

    Un ejemplo de ello, lo ocurrido con el concepto que se manejaba hasta hace poco tiempo sobre la cirugía plástica, como lo mencioné anteriormente…

    ¡Haz uso consciente!

  • In Blog

    Cinco tips que te ayudarán a combatir la ansiedad

    Aun cuando la ansiedad forme parte de uno de los peores flagelos que ataca ahora mismo a gran parte de la población mundial, cabe mencionar que este terrible padecimiento no es novedad. Es decir, desde tiempos remotos, la ansiedad ha venido causando efectos negativos en cuanta persona la vive.

    Ahora bien, muchos la definen como un sentimiento, otros, como una enfermedad. Pero la verdad, la ansiedad no es otra cosa que preocupaciones constantes, miedos intensos y nervios excesivos frente a situaciones del día a día.

    Incluso, en la mayoría de las ocasiones, es la causante de taquicardia continua, respiración acelerada, sensaciones de cansancio y sudoración desmedida…

    Nada agradable para quienes la hemos padecido en alguna oportunidad y para aquellas personas que sufren de este mal de forma reiterada.

    Pero… ¿Sabías que puede reducirse y hasta controlarse? ¡Así es!

    ¿Cómo?

    Practica ejercicios de relajación

    Son los mejores aliados para combatir el nerviosismo que nos ataca cuando la ansiedad interviene en nuestro día a día.

    Cuida tu alimentación

    Los productos que poseen un alto contenido de triptófano, son los que incrementan de forma natural la secreción de serotonina, mejor conocida como la “hormona de la felicidad”.

    Haz deportes

    Practicar actividades físicas diariamente es muy beneficioso para nuestra salud, ya que causan un efecto poderoso sobre la ansiedad. Por una parte, libera endorfinas, las cuales producen sensación de bienestar. Por otra, reduce la tensión nerviosa.

    Intenta controlar tus pensamientos

    ¡Es difícil! Lo sé muy bien. Sin embargo, estoy segura de que si te sientas a reflexionar cuáles son los tipos de pensamientos que rondan tu mente cuando sientes ansiedad, identificarás la idea negativa e irracional.

    Cuando lo logres, comienza a apartarlas de tus pensamientos diarios; luego podrás hacer un esfuerzo y tener la voluntad suficiente para enfocarte en cosas positivas.

    ¡A dormir!

    Ya lo comenté en uno de mis blogs anteriores… La importancia de un buen descanso y de dormir tus 7/8 horas diarias radica en la reducción de cansancio de estrés que te genera el hecho de no dormir bien en la noche o de dormir muy pocas horas.

    Por algo se empieza, y aquí tienes cinco valiosos consejos para comenzar a atacarla…

  • In Blog

    ¿Qué es lo que yo realmente vendo?

    Por ser cirujana plástica, puede que la primera impresión que te lleves de mí o la primera idea que pase por tu mente al enterarte de cuál es mi ocupación, sea que yo vendo transformaciones a través de un bisturí…

    ¡Y capaz tienes razón! Pero esas transformaciones de las que te hablo, son las mismas que hacen que yo venda otros aspectos importantes en la vida que no son tangibles.

    Aspectos más allá de los físicos que hacen que una persona se acepte a sí misma sin remordimientos, sin traumas, sin culpas y sin pesares.

    Dicho esto, ¿sabes qué es lo que realmente vendo?

    Autoestima

    Para que siempre tengas un buen concepto de ti mismo(a).

    Amor propio

    Para que, pase lo que pase, te ames de manera infinita y siempre seas tú tu prioridad.

    Belleza

    Para que sientas que los sueños de cambios (en este caso, físicos), definitivamente pueden hacerse realidad. Pero no porque la sociedad te lo exija o por simple vanidad, sino para que recobres la seguridad que en algún momento perdiste.

    Confort

    Porque mi único objetivo es hacerte sentir una persona cómoda, valorada y respetada.

    Fortaleza

    Porque los resultados te hacen un ser humano más conforme contigo mismo(a), y por ende, más fuerte.

    Tumbao’

    Porque ¿quién no va a voltear a mirarte cuando vayas por la calle…? Como decía Celia: “¡La negra tiene tumbao’!”

    Femineidad

    Porque además de sentirnos hermosas y valiosas, ¡lo más importante es sentirnos mujeres!

    Por esto y por muchísimo más, ¡me encanta lo que hago!

  • In Blog

    Conoce los beneficios de caminar un ratito a diario

    Aunque no lo creas, caminar es uno de los ejercicios más completos que existe, por muy simple que parezca. Por tal motivo, los expertos recomiendan que caminemos todos los días por espacio de, al menos, 30 minutos. Y progresivamente, ir aumentando el ritmo hasta llegar a los 45 minutos o una hora.

    Pero… ¿Cuáles son los beneficios de caminar un ratito a diario?

    Combate la depresión

    La depresión es un monstruo que, durante mucho tiempo, ha estado atacando la integridad emocional y mental de muchísimas personas alrededor del mundo. Sin embargo, desde la época de pandemia hasta nuestros días, los casos de depresión se han incrementado de forma exabrupta.

    Podemos prevenirla caminando 30 minutos a diario, pues así salimos un rato de la rutina, despejamos la mente y ejercitamos nuestro cuerpo.

    Fortalece el corazón

    Caminar 30 minutos todos los días previene enfermedades cardiovasculares, ya que es la práctica adecuada para controlar la presión alta, favorecer el sistema circulatorio, reducir el colesterol malo (LDL), ayudar a aumentar el colesterol bueno (HDL) y favorecer notablemente la salud del corazón debido al aumento del ritmo cardíaco.

    Ayuda a equilibrar el peso

    De por sí, caminar ayuda a quemar calorías. Y si se agregan 30 minutos de caminata rápida en la rutina diaria, se podrían quemar incluso unas 150 calorías más al día. Así que mientras más camines y más rápido sea tu ritmo, más calorías quemarás.

    Previene la osteoporosis

    La osteoporosis es una enfermedad que acelera la fragilidad de los huesos y hace que se rompan con facilidad. De hecho, Todos podemos sufrir de osteoporosis, pero más propensas son las mujeres mayores.

    Por ello, al practicar ejercicios con regularidad como caminar, por ejemplo, estamos estimulando y fortaleciendo los huesos, y eso, a su vez, ayuda a prevenir la osteoporosis.

    Otras enfermedades

    Las personas que caminan al menos 30 minutos diarios reducen el riesgo de muerte por diabetes tipo II, por cáncer de colon, mama y útero, y disminuyen sus probabilidades de sufrir de asma.

    Ahora, ¿qué harás?

    Espero que sea ir a caminar apenas termines de leer este blog. Y lo más importante, que lo conviertas en un hábito.

    ¡Confío en ti!

  • In Blog

    ¡Respeta tus horas de sueño!

    El hecho de que mi especialidad sea la cirugía plástica, no quiere decir que no pueda venir a mi blog a hablarte sobre esos aspectos básicos de la vida que pueden tanto mantenerte sano, como a su vez, dañarte.

    De hecho, ya he conversado por acá acerca de los beneficios de reír y del buen humor, de cómo se debe respirar correctamente, entre otros temas de sumo interés para una buena salud.

    Entonces hoy, precisamente, me toca tratar un punto que siempre he considerado que requiere de seguimiento, y es ¿cuántas horas duermes al día?

    Y lo hago porque me causa un poco de alarma ver y saber que hay personas que duermen hasta tres (3) horas diarias solamente, máximo cuatro (4). ¿Sabes lo grave que es esto?

    Así que más vale que me prestes un poco de atención a lo que voy a decir.

    Para empezar, en todas las etapas de nuestra vida, las horas de sueño son distintas. Por esa razón, tanto por nuestra salud física como por la mental, lo aconsejable es dormir la cantidad de horas necesarias según nuestra edad para que el organismo se mantenga sano y nos sintamos descansados(as) al levantarnos.

    Si eres adulto promedio, debes dormir entre siete (7) y ocho (8) horas diarias. Si quieres un poco más, ¡bien! Pero un poco menos, ¡no! Porque ya te estás haciendo daño.

    Y muchas veces, bajo la excusa de “tengo mucho trabajo”, “los quehaceres del hogar”, “tengo que levantarme temprano”, etc., dormimos muy pocas horas, generando en nuestro organismo un daño irreparable que desemboca en graves enfermedades a futuro.

    Por ello, lo mejor que puedes hacer es organizar tus horarios y otros aspectos de tu vida que sientas que te están impidiendo irte a la cama a una hora acorde o que no te están permitiendo dormir tus horas completas.

    “Doctora, es que es imposible. El día no alcanza”…

    Lo único que no te va a alcanzar es la vida para hacer todo lo que tienes planeado en ella cuando te enfermes por no cuidar de ti ni de tu salud… ¡Literal!

    ¡Piénsalo!

  • In Blog

    Beneficios del buen humor para tu salud

    Miles de estudios han comprobado que la risa y el buen humor pueden llegar incluso a ser remedios más poderosos que cualquier medicamento que obtienes en hospitales, clínicas y farmacias.

    Esto se debe a que una actitud positiva ante enfermedades y dificultades, por ejemplo, incrementan las probabilidades de curación y de una búsqueda inteligente de soluciones a los problemas, respectivamente.

    En síntesis, la risa promueve el bienestar de cualquier persona en el mundo. Y hoy quiero hablarte de siete de sus beneficios:

    1. Al reírte, el movimiento de los músculos genera un estímulo eléctrico que es transmitido a los nervios sensitivos y, posteriormente, llega a tu cerebro.

    2. Gozar de buen humor contribuye a la estimulación del sistema inmunológico: Incrementa la actividad de las células protectoras, y esto, a su vez, ayuda al organismo a combatir virus y tumores.

    3. El buen humor reduce la presión arterial y los niveles de cortisol. Por ende, las personas alegres se estresan menos con respecto a aquellas que viven en un constante estrés.

    4. Reír reduce el dolor y ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre.

    5. Los pensamientos positivos estimulan los cambios químicos en el cerebro, los cuales ayudan a proteger el cuerpo contra los efectos negativos del estrés.

    6. “Morir de risa” ayuda a eliminar las calorías extras. De hecho, según un estudio reciente, si ríes por más de 10 o 15 minutos al día, puedes llegar a  quemar hasta 40 calorías.

    7. La risa da paso a la liberación de endorfinas, mejora el estado de ánimo y eleva los químicos del cerebro que producen bienestar.

    Por lo tanto, mientras puedas, busca las formas y los motivos para reírte. Mucho, poco, pero ríe…

  • In Blog

    El peligro de los biopolímeros

    La gente me pregunta todo el tiempo: “¿Qué son los biopolímeros?”. Y yo, aprovechando una entrevista radial a la que me invitaron recientemente, tuve que desahogarme hablando acerca del peligro de estas sustancias, pues veo con preocupación que cada día son más y más las víctimas que incurren en este error garrafal, y hasta mortal.

    Entonces hoy, justamente, quiero trasladar toda esa información hasta aquí, este espacio que es mi blog.

    Para empezar, debo decir que los biopolímeros ¡son una locura! Ni siquiera es un médico cirujano quien interviene para colocártelos. Literal, tú vas a un patio a inyectarte, ¡y listo!

    Lo grave es que se tratan de sustancias que, sencillamente, no son compatibles con tu cuerpo, como por ejemplo: aceite de cocinar, vitamina C, hierro, u otros elementos que, a la larga, producen una enfermedad denominada alogenosis iatrogénica.

    La alogenosis iatrogénica, conocida recientemente, es ocasionada por el uso desmedido de sustancias alogénicas o exógenas (como modelantes) con fines estéticos o cosméticos ante su falta de regulación legal.

    Entonces, dichos biopolímeros o sustancias extrañas migran se adhieren a los nervios y causan horrores en el organismo de cualquier ser humano. Incluso, he conocido muchos casos en los que, por desgracia, la persona no vive para contarlo o alertar a las demás.

    Por ello, con mucha responsabilidad te digo que, lo único que puedes colocarte en tu cuerpo para que sea “bien recibido” por tu organismo, es:

    -Tu propia grasa
    -Implantes espaciales para tal propósito

    Todo lo demás, son biopolímeros. Así que todo aquello fuera de estas dos opciones, ¡no te lo inyectes!