• In Blog

    El peligro de los biopolímeros

    La gente me pregunta todo el tiempo: “¿Qué son los biopolímeros?”. Y yo, aprovechando una entrevista radial a la que me invitaron recientemente, tuve que desahogarme hablando acerca del peligro de estas sustancias, pues veo con preocupación que cada día son más y más las víctimas que incurren en este error garrafal, y hasta mortal.

    Entonces hoy, justamente, quiero trasladar toda esa información hasta aquí, este espacio que es mi blog.

    Para empezar, debo decir que los biopolímeros ¡son una locura! Ni siquiera es un médico cirujano quien interviene para colocártelos. Literal, tú vas a un patio a inyectarte, ¡y listo!

    Lo grave es que se tratan de sustancias que, sencillamente, no son compatibles con tu cuerpo, como por ejemplo: aceite de cocinar, vitamina C, hierro, u otros elementos que, a la larga, producen una enfermedad denominada alogenosis iatrogénica.

    La alogenosis iatrogénica, conocida recientemente, es ocasionada por el uso desmedido de sustancias alogénicas o exógenas (como modelantes) con fines estéticos o cosméticos ante su falta de regulación legal.

    Entonces, dichos biopolímeros o sustancias extrañas migran se adhieren a los nervios y causan horrores en el organismo de cualquier ser humano. Incluso, he conocido muchos casos en los que, por desgracia, la persona no vive para contarlo o alertar a las demás.

    Por ello, con mucha responsabilidad te digo que, lo único que puedes colocarte en tu cuerpo para que sea “bien recibido” por tu organismo, es:

    -Tu propia grasa
    -Implantes espaciales para tal propósito

    Todo lo demás, son biopolímeros. Así que todo aquello fuera de estas dos opciones, ¡no te lo inyectes!

  • In Blog

    ¿Tomas suficiente agua al día?

    A ver… Me gustaría que me respondieras esta pregunta con sinceridad… ¿Tomas suficiente agua al día?

    O creo que mejor debería preguntar: ¿Eres de las personas que piensa que el ser humano debe tomar agua solamente para calmar la sed?

    Si es así, estás muy equivocado(a), porque lo primero que debes saber es que nuestro deber es tomar agua de forma constante, primeramente, para mantenernos hidratados.

    Pero además, por otras razones que también son muy importantes:

    -Mantener todos nuestros órganos y otras partes del cuerpo en correcto funcionamiento.
    -Contribuir a que nuestro organismo elimine los deshechos.
    -Regular la temperatura del cuerpo.
    -Prevenir cálculos renales y estreñimiento.
    -Depurar / Limpiar.

    En fin… Son tantas las propiedades, que te quedarías loco(a).

    Ahora, la otra pregunta del millón es: ¿Cuánta agua deberías beber?

    ¡Perfecto! Yo te explico…

    Lo más recomendable es beber de seis a ocho vasos (de 8 onzas -237 ml.-) de agua todos los días. Sin embargo, existen personas que, por algún motivo, pueden necesitar más, o menos.

    Esto también, de acuerdo a lo saludables que se encuentren, cuánto ejercicio practiquen, y lo caluroso que pueda estar el clima.

    Incluso, también es importante mencionar que, si eres mujer y estás embarazada (o amamantando), posiblemente tengas que ingerir más agua de lo normal.

    Así que espero que tomes en cuenta mis recomendaciones y que, a partir de ahora, no tomes agua sólo cuando tengas sed.

    ¡Sé consciente contigo y con tu organismo!