• In Blog

    Beneficios del buen humor para tu salud

    Miles de estudios han comprobado que la risa y el buen humor pueden llegar incluso a ser remedios más poderosos que cualquier medicamento que obtienes en hospitales, clínicas y farmacias.

    Esto se debe a que una actitud positiva ante enfermedades y dificultades, por ejemplo, incrementan las probabilidades de curación y de una búsqueda inteligente de soluciones a los problemas, respectivamente.

    En síntesis, la risa promueve el bienestar de cualquier persona en el mundo. Y hoy quiero hablarte de siete de sus beneficios:

    1. Al reírte, el movimiento de los músculos genera un estímulo eléctrico que es transmitido a los nervios sensitivos y, posteriormente, llega a tu cerebro.

    2. Gozar de buen humor contribuye a la estimulación del sistema inmunológico: Incrementa la actividad de las células protectoras, y esto, a su vez, ayuda al organismo a combatir virus y tumores.

    3. El buen humor reduce la presión arterial y los niveles de cortisol. Por ende, las personas alegres se estresan menos con respecto a aquellas que viven en un constante estrés.

    4. Reír reduce el dolor y ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre.

    5. Los pensamientos positivos estimulan los cambios químicos en el cerebro, los cuales ayudan a proteger el cuerpo contra los efectos negativos del estrés.

    6. “Morir de risa” ayuda a eliminar las calorías extras. De hecho, según un estudio reciente, si ríes por más de 10 o 15 minutos al día, puedes llegar a  quemar hasta 40 calorías.

    7. La risa da paso a la liberación de endorfinas, mejora el estado de ánimo y eleva los químicos del cerebro que producen bienestar.

    Por lo tanto, mientras puedas, busca las formas y los motivos para reírte. Mucho, poco, pero ríe…

  • In Blog

    ¿Te gusta cantar en la ducha? Aquí tienes cinco razones para que sigas haciéndolo

    Cantar en la ducha es un talento que, al menos el 99% de la población mundial, lo trajo de fábrica. Pero, ¿sabías que son múltiples los beneficios que esta práctica le proporciona a tu organismo?

    Pues, ¡entérate!

    Y es que justo ese momento, en el que nos encontramos con nosotros mismos para pensar y reflexionar (además de asearnos, por supuesto), es el más adecuado para que drenemos a través de la música, cantemos o no cantemos bien…

    Dicho esto, hoy me toca hablar de los cinco beneficios más importantes de esta práctica, así que ¡pon mucha atención!

    Cantar en la ducha:

    Mejora el estado de ánimo

    Se ha comprobado científicamente que las personas que cantan en la ducha liberan endorfinas y aumentan los niveles de inmunoglobulina A, las cuales mejoran el ánimo y proporcionan mucha más energía.

    Beneficia el proceso respiratorio

    Cuando cantamos, nuestros músculos abdominales e intercostales, además del diafragma, se tonifican. Aparte, nuestra circulación sanguínea mejora y el cerebro recibe una mayor cantidad de oxígeno, lo que hace que nuestro organismo se sienta en óptimas condiciones para iniciar el día.

    Mejora tu memoria

    Muchas veces nos vamos a la ducha en compañía de un dispositivo electrónico con un playlist activo, ¿cierto?

    Sin embargo, lo que desafortunadamente no podemos llevar al baño es una hoja con las letras impresas de nuestras canciones favoritas. Por tal motivo, nos vemos obligados a hacer un esfuerzo por memorizarlas, lo cual nos conlleva a un excelente ejercicio de gimnasia cerebral.

    Previene las arrugas

    Cantar permite que mantengamos en constante movimiento todos los músculos de nuestro rostro, ejercicio que nos ayuda a aportarle elasticidad a la piel y, por lo mismo, contribuimos al retraso de la aparición de las molestas líneas de expresión.

    Mantiene sano el corazón

    Diversos estudios demostraron que nuestro ritmo cardiaco se ralentiza cuando cantamos. Además, permite que la sangre reciba una mejor oxigenación para que podamos alcanzar una presión arterial óptima.

    Entonces, si cantas en la ducha, ¡continúa haciéndolo! Si no cantabas, ¡comienza desde hoy! ¡Fuerte y con ganas!

    ¡Luego me cuentas cómo te va!

  • In Blog

    ¿Tomas suficiente agua al día?

    A ver… Me gustaría que me respondieras esta pregunta con sinceridad… ¿Tomas suficiente agua al día?

    O creo que mejor debería preguntar: ¿Eres de las personas que piensa que el ser humano debe tomar agua solamente para calmar la sed?

    Si es así, estás muy equivocado(a), porque lo primero que debes saber es que nuestro deber es tomar agua de forma constante, primeramente, para mantenernos hidratados.

    Pero además, por otras razones que también son muy importantes:

    -Mantener todos nuestros órganos y otras partes del cuerpo en correcto funcionamiento.
    -Contribuir a que nuestro organismo elimine los deshechos.
    -Regular la temperatura del cuerpo.
    -Prevenir cálculos renales y estreñimiento.
    -Depurar / Limpiar.

    En fin… Son tantas las propiedades, que te quedarías loco(a).

    Ahora, la otra pregunta del millón es: ¿Cuánta agua deberías beber?

    ¡Perfecto! Yo te explico…

    Lo más recomendable es beber de seis a ocho vasos (de 8 onzas -237 ml.-) de agua todos los días. Sin embargo, existen personas que, por algún motivo, pueden necesitar más, o menos.

    Esto también, de acuerdo a lo saludables que se encuentren, cuánto ejercicio practiquen, y lo caluroso que pueda estar el clima.

    Incluso, también es importante mencionar que, si eres mujer y estás embarazada (o amamantando), posiblemente tengas que ingerir más agua de lo normal.

    Así que espero que tomes en cuenta mis recomendaciones y que, a partir de ahora, no tomes agua sólo cuando tengas sed.

    ¡Sé consciente contigo y con tu organismo!