• In Blog

    Conoce los beneficios de caminar un ratito a diario

    Aunque no lo creas, caminar es uno de los ejercicios más completos que existe, por muy simple que parezca. Por tal motivo, los expertos recomiendan que caminemos todos los días por espacio de, al menos, 30 minutos. Y progresivamente, ir aumentando el ritmo hasta llegar a los 45 minutos o una hora.

    Pero… ¿Cuáles son los beneficios de caminar un ratito a diario?

    Combate la depresión

    La depresión es un monstruo que, durante mucho tiempo, ha estado atacando la integridad emocional y mental de muchísimas personas alrededor del mundo. Sin embargo, desde la época de pandemia hasta nuestros días, los casos de depresión se han incrementado de forma exabrupta.

    Podemos prevenirla caminando 30 minutos a diario, pues así salimos un rato de la rutina, despejamos la mente y ejercitamos nuestro cuerpo.

    Fortalece el corazón

    Caminar 30 minutos todos los días previene enfermedades cardiovasculares, ya que es la práctica adecuada para controlar la presión alta, favorecer el sistema circulatorio, reducir el colesterol malo (LDL), ayudar a aumentar el colesterol bueno (HDL) y favorecer notablemente la salud del corazón debido al aumento del ritmo cardíaco.

    Ayuda a equilibrar el peso

    De por sí, caminar ayuda a quemar calorías. Y si se agregan 30 minutos de caminata rápida en la rutina diaria, se podrían quemar incluso unas 150 calorías más al día. Así que mientras más camines y más rápido sea tu ritmo, más calorías quemarás.

    Previene la osteoporosis

    La osteoporosis es una enfermedad que acelera la fragilidad de los huesos y hace que se rompan con facilidad. De hecho, Todos podemos sufrir de osteoporosis, pero más propensas son las mujeres mayores.

    Por ello, al practicar ejercicios con regularidad como caminar, por ejemplo, estamos estimulando y fortaleciendo los huesos, y eso, a su vez, ayuda a prevenir la osteoporosis.

    Otras enfermedades

    Las personas que caminan al menos 30 minutos diarios reducen el riesgo de muerte por diabetes tipo II, por cáncer de colon, mama y útero, y disminuyen sus probabilidades de sufrir de asma.

    Ahora, ¿qué harás?

    Espero que sea ir a caminar apenas termines de leer este blog. Y lo más importante, que lo conviertas en un hábito.

    ¡Confío en ti!